¿Qué es el Sistema de Intercambio Comunitario?

[ Traduire en français ] [ Tradurre in Italiano ] [ Traducir al castellano ] [ Translate to English ] [ Traduir al català ]

El Sistema de Intercambio Comunitario (CES por sus siglas en inglés) es una red de intercambio comercial global, basado en la comunidad, que utiliza un dinero diferente al que estamos habituados — un sistema de intercambio alternativo, paralelo, local, comunitario o complementario. En resumen, el CES es un nuevo sistema monetario.

Existen muchos sistemas de intercambio similares por todo el mundo, también llamados comúnmente Sistemas de Intercambio Comunitario, Sistemas de Intercambio Comercial o simplemente Sistemas de Intercambio Local (LETS, por sus siglas en inglés), sistemas comerciales de Crédito Mutuo o Bancos de Tiempo.

La principal diferencia entre estos sistemas y los del dinero convencional es que el área de influencia del dinero está restringida normalmente a un área geográfica u organización. El dinero en los tipos de monedas sociales mencionadas arriba no “existe” como el dinero convencional por lo que no hay necesidad de que haya producción y abastecimiento de este, y por tanto no necesitas de él físicamente para empezar a comerciar.
El dinero en estos sistemas es un medio de seguimiento retrospectivo que mantiene un registro de quién hizo qué y a quién, y quién vendió qué a quién. Por lo tanto nunca puede haber una escasez de dinero y el dinero no tiene por que ser emitido por un actor externo (bancos o gobiernos), fuera del circuito de compradores y vendedores. Por esta razón el dinero y el crédito son gratuitos, ya que los compradores y los vendedores lo “crean” en el momento del intercambio.

Existen muchos tipos diferentes de sistemas de monedas sociales y están creciendo en popularidad por todo el mundo. Algunos usan monedas “fuertes”, esto es cuando el grupo emite billetes y moneda para un uso interno; otros utilizan el tiempo como moneda prescindiendo de los billetes; y otra opción es la de otros que usan una moneda “virtual” que registra los valores de los servicios y bienes intercambiados.

Las monedas sociales fomentan la riqueza real de las comunidades y reconstruyen un sentido de la valía y de la autoestima entre los usuarios. Por todo el mundo estas monedas han demostrado generar una sensación amplificada de revitalización en todos los sectores de las comunidades que las están manejando. Mientras que estos sistemas de intercambio podrían tener alguna ligera diferencia funcional en cada uno de estos sectores, sin duda tienen una relevancia en cada uno de ellos.

Desde el cuidado de niños hasta clases de kárate, acompañamiento telefónico, programación informática y jardinería, no hay límites a los medios de ganar dinero en estos sistemas. De esta manera una moneda comunitaria funciona como una moneda suplementaria, creando un flujo adicional de valor en una comunidad. Cuando se complementa el movimiento de efectivo convencional con una moneda local, una comunidad puede mantener una ocupación de empleo total y protegerse de los cambios y las fluctuaciones de la disposición de moneda nacional.

Yo te ayudo, y tú ayudas a otro — y algún otro me ayuda. Los receptores de ayuda se convierten, a su vez, en proveedores de ayuda. Lo que siembras es lo que cosechas. La moneda que ganas ayudando a otros puede usarse para recibir servicios o ayuda de un tercero o comprar bienes en venta. Cuando gastas moneda de tu comunidad, algún otro la gana.

La moneda que vuelve cuando la gastamos.

Michael Linton diseñador del LETSystem explica su funcionamiento en el vídeo (subtítulos en español).